Caja de la Vivienda Popular

Usted está aquí

II. NATURALEZA JURÍDICA (Calidad Legal)

Documento

Entidad

Concepto

Radicación No. 1.372 de 2001

Consejo de Estado. Sala de Consulta y Servicio Civil. C.P. César Hoyos Salazar.

La Caja de Vivienda Popular del Distrito Capital, conforme al acto
administrativo de creación, es un establecimiento público del orden distrital.

Concepto 44 de 2002 
 

Secretaría General Alcaldía Mayor
de Bogotá D.C

La Caja de Vivienda Popular es un establecimiento público de orden Distrital y las personas que se vinculen deben tener el carácter de empleados públicos.

Acuerdo 02 de 2001

Junta Directiva CVP.

La Caja de Vivienda Popular es un Establecimiento Públicodel Distrito Capital, adscrito a la Alcaldía Mayor de Bogotá (Art.1º)

Concepto 33635de 2003

Caja de Vivienda Popular

La naturaleza jurídica de establecimiento público que ostenta la CVP, se corrobora con las características de ser una persona jurídica autónoma, que no tiene fin lucrativo, lo cual significa que no desarrolla actividades industriales o comerciales sino de servicio público y ser una institución exclusivamente técnica.

Sentencia 19278 de 2003

Corte Suprema de Justicia.

Es así como para determinar la naturaleza jurídica de la demandada y, en consecuencia, la calificación de sus servidores, resultó indispensable, tal cual se hizo, realizar un estudio funcional del organismo, con fundamento en el cual el Tribunal concluyó, que La Caja de Vivienda Popular tenía la naturaleza de “Establecimiento Público”, que dedujo del fin perseguido con su creación, consistente en la prestación de un servicio de tipo social en beneficio de las clases menos favorecidas. 

Fallo octubre de 2009

Consejo de Estado-
Sección Segunda

Es dable deducir que los objetivos se asimilan al servicio público de suministro de vivienda a la población de bajos recursos de Bogotá, sin ánimo de lucro, actividad propia de la gestión Estatal. Y no a actividades industriales o comerciales y de gestión económica guiadas por las normas del derecho privado, como erróneamente lo considera el demandante. Así las cosas, la naturaleza jurídica del ente demandado corresponde a la de un establecimiento público